El ejemplo: La primera gran inversión.

5 marzo, 2015 | 8:17 AM | Imprimir

La juventud es según la Organización de las Naciones Unidas, el  rango de edad entre los 10 y los 28 años, tiempo de enormes oportunidades tanto para hacer lo bueno, como lo malo. Todos los mayores hemos pasado sin duda alguna esa etapa, y sin bien recordamos, tuvimos muchos aciertos y también varios errores, algunos de estos motivados por la falta de experiencia que hay en ese nivel de vida.

Para que los más jóvenes puedan convertirse en hombres y mujeres con un futuro prometedor para la sociedad y por ende para el país, debemos invertir tiempo y recursos en ellos, no solo en nuestros hijos, sobrinos y nietos, sino también en aquellos que de una u otra forma nos rodean en el trabajo, en la cuadra y en el vecindario. ¿Cómo hacer eso? se preguntará… en primer lugar dando el ejemplo, siendo alguien colaborador en todos los estratos en los que se desenvuelva, ya que así logrará tomar autoridad y convertirse en alguien respetable ante los ojos de sus semejantes, esa debe ser “la primera gran inversión”, de las demás usted mismo se dará cuenta en la medida que su comportamiento este orientado a ser prototipo para los demás, lo que provocará sin excepción, un beneficio para todos los que se vean relacionados con usted en su diario caminar.

Noé Mejía.

@noemejia007

Noé Mejía Opinión

Comenta