Es difícil el desarrollo en la incertidumbre

24 octubre, 2016 | 11:08 AM | Imprimir

Juan Ferrera

Empresario

No me voy a cansar de decir que si los gobernantes, los políticos y los diversos sectores sociales no alcanzan un consenso para bien del país, Honduras estaría al borde de una encrucijada similar a la de 2009, llena de incertidumbre y severos daños a la economía.

Por un lado no se puede estar hablando de impulsar el crecimiento y desarrollo con un Plan 20/20 y, por otro, estar fomentando un ambiente de zozobra con esos temas políticos que solo interesan a los políticos.

Ese desorden y desborde de pasiones hacen mucho daño, por lo tanto es necesario encontrar una convergencia de propósitos, primero respetando las leyes y, por otro, pensando en el bienestar de las mayorías.

Si fuésemos responsables, en este momento deberíamos estar masificando el contenido del Plan 20/20 y dando a conocer el trabajo que el gobierno y los empresarios realizan para impulsar esta iniciativa.

No es generando polémica en un lado y hablando de inversión en otro como vamos a sacar adelante el país, esto solo será factible si contamos con el ambiente adecuado, si todos nos ponemos de acuerdo y si trabajamos juntos.

Por eso es recomendable que el gobierno se aleje de esa controversia improductiva y se dedique a crear las condiciones para los inversionistas, olvidándose de esa actitud de satisfacer las necesidades de empleo cargando a las instituciones públicas con el paracaidismo o ese asistencialismo por no hacer nada.

El Plan 20/20 hay que bajarlo al nivel del ciudadano para que regrese la confianza en las Alianzas Público Privadas, cuyo procedimiento ya no debe utilizarse para entregar el manejo de las obras a grupos que en el país solo han invertido en influencias.

Con esta iniciativa se contempla la generación de 600 mil empleos en cinco años y una inversión de 13,000 millones de dólares. Esto es un gran anhelo que con seriedad y trabajo se puede lograr. Entendamos que los grandes proyectos que la sociedad ambiciona no son los que persiguen los políticos para continuar en el poder, sino que son aquellos que generan riqueza, oportunidades, crecimiento y desarrollo para todos.

Juan Ferrera Opinión

Comenta