Todos contra Trump y Trump contra todos

28 febrero, 2017 | 12:58 PM | Imprimir

Por Mario E. Fumero

Al opinar personalmente sobre la política del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, debo aclarar, que como ciudadano de los Estados Unidos no voté por Trump, pero tampoco por Hillary. Es la primera vez que no ejercí el sufragio al voto en muchos años, porque no estaba de acuerdo con ninguno de los dos candidatos, pero he seguido de cerca los últimos acontecimientos del gobierno de Trump, así como la campaña mediática que contra él se está realizando por los diversos medios de comunicación.

No cabe duda que el presidente Trump se ha echado de enemigos a los sectores poderosos dentro de la sociedad norteamericana. Él tiene en contra a todos los inmigrantes ilegales, y a los grupos que les apoyan. También están en contra los que promueven el aborto y la filosofía feminista, que proclama el derecho de la mujer a eliminar sus embarazos. Tiene en contra a los que defienden la corriente del género y el derecho de los movimientos lésbico gay, y para colmo, tiene en su contra a la mayoría de los medios de comunicación, los cuales están alineados al lado de la filosofía liberal que ha sido promovida por más de ocho años por los demócratas. Pero la pregunta que podríamos hacernos es: ¿tienen razón los que atacan fuertemente al presidente Trump?

Analicemos el ideario del presidente Trump.

– Él ha negado los fondos para practicar el aborto, ya que es una plaga que ha exterminado a más vidas en Estados Unidos que los campos de concentración del nazismo en la época de Hitler.

– Él no apoya la filosofía del género, y ha prohibido que en las escuelas se tenga un tercer baño por los transexuales.

– Él promueve deportar a todos los inmigrantes ilegales que han delinquido, aunque esto es un derecho que lo practican todos los países del mundo.

– Él promueve no entrada de la migración ilegal, algo que todos los países hacen.

– Él busca que las fábricas americanas no se vayan a otros países, sino que quiere crear empleos en esa nación.

– Él defiende los valores tradicionales de los Estados Unidos, en medio de una filosofía liberal y decadente, con tendencias anticristianas.

– Él habla de construir un muro que protegerá su frontera con México, para impedir la entrada de ilegales y narcotraficantes.

Todas estas medidas, que para algunos son impopulares, tienen como objetivo devolver los valores tradicionales y hacer cumplir los derechos constitucionales. La parte más conflictiva está en su conducta de hacer cumplir las leyes migratorias radicalmente, algo que ya existía, pero que se ha convertido en un caballito de batalla contra su gobierno, ignorando los opositores que durante el período de Obama se deportaron más personas en un mes (1,000 al mes), de los que Trump ha hecho en su primer mes en la presidencia. Esto revela que hay una conducta injusta y orquestada contra el gobierno de Trump, lo cual refleja una tendencia mediática contra su política de Estado, algo que considero injusto, pues creo que aunque en el fondo el presidente actúa bien, su error está en la forma de proceder, pues le falta sabiduría, tacto y diplomacia, lo cual le ha creado problemas para manejar sus ideales, que en el fondo es correcto, pero en la forma en que lo hace es incorrecto.

Sin embargo, el presidente Trump ha cometido errores que son los causantes de su lucha con los medios, y esto se debe a su forma de hablar y decir las cosas, además de mostrar una actitud ofensiva hacia las mujeres y los extranjeros, principalmente mexicanos y latinos, pues ha generalizado términos despectivos, al catalogarlos delincuentes y asesinos a todos. Su forma áspera de decir las cosas les ha dado armas a sus enemigos para hacerle una oposición radical. Es por ello que tenemos a un mundo contra Trump, y a un Trump contra el mundo, porque en su soberbia, no quiere cambiar su discurso radical, y no actúa como político, pero es lógico, él no es, ni ha sido político, sino empresario, y carece de los principios más elementales para ejercer una democracia diplomática.

mariofumero@hotmail.com
www.contralaapostasia.com

Mario E Fumero Opinión

Comenta