Policía de Tránsito: vulnerable a corrupción

8 marzo, 2017 | 2:39 PM | Imprimir

Por Mario E. Fumero

La Dirección General de Tránsito ha sido en el pasado una de las áreas más corruptas de la Policía, y aunque ha habido una parcialmente depuración, eliminándose algunos agentes corruptos que a base de mordidas, se lucraban descaradamente, obviando las violaciones de tránsito, no podemos ignorar que todavía quedan áreas vulnerables dentro de ese cuerpo policial que debemos señalar.

Esta depuración de la Policía todavía no ha terminado, pues la corrupción existente dentro de esta rama policial, que es la más vulnerable, sigue vigente, porque los infractores seducen a los agentes a no cumplir la ley, haciéndoles víctimas de prebendas para que no les hagan una esquela.

Los que cometen estas acciones son generalmente los taxistas y buseros, y debemos considerar el delito de sobornar o corromper a los agentes como un delito grave, y aplicarles también a ellos la ley de depuración.

Pero hay un área vulnerable en Tránsito que todavía no se ha tocado. En las oficinas de Tránsito existe un sistema de corrupción visible, en donde para poder renovar una licencia de conducir, tienes que hacerte una serie de exámenes en agencias aledañas y coludidas, las cuales te cobran más de L.450.00 para poder obtener unos documentos que te permitan poder renovar la licencia, pagando por la licencia la suma de L.250.00.

Estos exámenes son una farsa, porque en realidad los dos exámenes requeridos para una licencia serían el de la vista, y si fuera posible una prueba de drogas y alcohol, pero solo a aquellos que tienen antecedentes de infracciones, y eso lo podría hacer la misma oficina de Tránsito, como hacen en Estados Unidos, Europa y muchos países.

¿Qué tiene que ver la presión arterial y los signos vitales con conducir? Sin embargo, es importante examinar la vista para establecer si requiere lentes para manejar un vehículo. Recordemos que al sacar por primera vez la licencia sí se le debe hacer pruebas y exámenes generales, incluso de las leyes de Tránsito.

En muchos países cuando se va a renovar la licencia de conducir, en la misma oficina te hacen una prueba visual, y una vez que pasas esa prueba, se paga la licencia y te la renuevan, pero aquí, cada vez que hay que renovar una licencia, si fuera por dos años, hay que hacerse un examen médico ficticio que vale más que la misma licencia. ¿Por qué no se ha desmantelado la corrupción que al respecto existe en la Dirección de Tránsito? Sabían ustedes que una persona, aunque esté mal de la vista, pagando una mordida, le dan los papeles fácilmente para la renovación. Estas oficinas de exámenes es un robo sin armas.

No es justo que cada vez que vaya a renovar la licencia, dada por dos años, me exijan un examen médico tan caro. Espero que las autoridades respectivas pongan orden en la Dirección de Tránsito, y que busquen la forma de actuar correctamente, y si algo hay que verificar, sería el examen de la vista, que es el único importante para conducir sin riesgos.

En caso de que se sospeche que la persona tiene antecedentes de alcoholismo en una renovación de licencia, se demande un examen de alcoholemia, y si fuera posible de droga en sangre, porque los dos peligros mayores en un conductor es no ver bien, y tener problemas de drogas o alcohol.

mariofumero@hotmail.com
www.contralaapostasia.com

Mario E Fumero Opinión

Comenta