• En alianza con Glasswing de Honduras, los colaboradores de Almacenes Tropigas se preparan para continuar su programa de voluntariado

Tegucigalpa, febrero de 2018. Con el objetivo de continuar participando activamente en la educación de los hondureños y seguir promoviendo el liderazgo de los estudiantes; por tercer año consecutivo Almacenes Tropigas y su equipo de voluntarios, de la mano de Glasswing Honduras, continúan con su labor de formación y desarrollo integral en beneficio de los estudiantes de centros educativos.

Dicho programa incluye reforzamiento en materias básicas, formación de ocho clubes, entre los que destacan, robótica, liderazgo, ciencias y clases con tablets, así como la implementación de clases extracurriculares para lograr un desarrollo intelectual y motivación de calidad entre los estudiantes de los centros educativos beneficiados a nivel nacional.

Publicidad

Desde su inicio en 2015, a través de este programa, Almacenes Tropigas ha dado cobertura estudiantes de cuatro centros escolares en las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula, donde a la vez mantiene activos cuarenta seis clubes, beneficiando a cerca de 2000 de niños de diferentes niveles educativos, con los que se han compartido cerca de 14,500 horas de voluntariado, expandiendo de esta manera las oportunidades para los menores y voluntarios.

“Para Almacenes Tropigas, sus ejecutivos y colaboradores, es una gran experiencia de vida, que nos permite compartir nuestros conocimientos y contribuir con la formación y desarrollo de personas de bien”, expresó Alejandra Valladares, Coordinadora de Responsabilidad Social del Grupo Unicomer.

 

La ejecutiva resaltó que “en Grupo Unicomer estamos conscientes que la educación es fundamental para que estos niños crezcan y se desarrollen como líderes de sus propias comunidades; por ello nuestros programas están enfocados en proveerles conocimientos que les allanen un futuro educativo más claro”.

 

Glasswing Honduras, es una organización sin fines de lucro fundada en El Salvador. Para esta fundación, en el área de educación, los desafíos son abrumadores, por tanto la filosofía de trabajo es invertir en los niños y jóvenes. De aquí se derivan la creación de escuelas comunitarias, clubes extracurriculares y transformaciones escolares extremas; todo para mantener a los niños de las comunidades rurales y urbanas en la escuela y lejos de la violencia.

 

“El programa Futuro Brillante de Almacenes Tropigas es un piloto que procura contribuir en el desarrollo integral para la niñez y juventud que conecta la escuela, la familia, la comunidad y colaboradores de Almacenes Tropigas miembro de Grupo Unicomer. Es una contribución directa por parte de la empresa con el desarrollo de los menores, sus familias y comunidades” indicó Manuel Flores representante de Glasswing Honduras.

 

Cabe señalar que como parte de sus valores más arraigados, Almacenes Tropigas, cadena que forma parte de Grupo Unicomer trabaja con valores éticos muy rigurosos apoyando fuertemente la educación y el deporte, como parte de su programa de responsabilidad social empresarial.

A través de su programa “Futuro Brillante”, Almacenes Tropigas invita a sus colaboradores a ser voluntarios, actualmente un equipo personas entre voluntarios corporativos y de las comunidades son capacitados y equipados para liberar clubes extracurriculares, que permiten a los niños de las escuelas participantes a acceder a nuevas y variadas formas de aprendizaje, fortalecen sus habilidades de socialización a través de la dinámica estudiantes y voluntarios, potencia los talentos de cada estudiante y le permite utilizar positivamente su tiempo fuera de clases.

 

Esta cultura y compromiso con la comunidad es parte de la cultura organizacional de Grupo Unicomer, con presencia en 24 países de Centroamérica, Sudamérica, Caribe y Estados Unidos, y con programas de responsabilidad social empresarial que promueven la sostenibilidad, el desarrollo y crecimiento personas a través de la educación, la salud, el deporte y que apoya el emprendimiento. Sin embargo, es importante resaltar que para Grupo Unicomer, la responsabilidad social empresarial inicia en casa, procurando el bienestar de los 1,100 colaboradores que laboran en Honduras y sus familias.