Hace un año, del 26 al 29 de marzo de 2015, se celebró en Busán, Corea del Sur, la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el cual el país asiático es miembro no prestatario.

En ese marco se organizó el “Foro de intercambio de conocimiento: las experiencias de Corea y LAC”, en el que se analizó el modelo económico surcoreano. Entre 1961 y 1993, la tasa de pobreza de Corea del Sur pasó de 48.3% a 7.6%.

Comparativamente, en 1980, 15 países de Latinoamérica y el Caribe (LAC) tenían un PIB per cápita por encima del mismo indicador de Corea del Sur. Actualmente ningún país de LAC supera el alcanzado por los surcoreanos.

Publicidad

En el evento, un total de 25 investigadores académicos analizó las políticas que permitieron a Corea del Sur obtener excelentes resultados en comercio exterior y educación, ente otros campos, así como las potenciales lecciones para LAC.

Corea del Sur promovió sus exportaciones, asignó recursos y capital humano a sus industrias más productivas. Por otro lado, sus instituciones funcionaron bien gracias a un sector público que cuenta con un competitivo ingreso al servicio civil.

El asesor económico principal del BID para el Sector Integración y Comercio, Mauricio Moreira, advirtió que aunque LAC tienen mucho que aprender de la experiencia surcoreana, el modelo no se puede replicar completamente, dadas las distintas condiciones.

Corea del Sur identificó el comercio como motor de su economía en la década de los años 70, mientras en la mayoría de los países de LAC lo hicieron hasta la década de los años 90, coincidiendo con países como China e India.

En cuanto a la educación, la prioridad que se le dio desde el inicio del proceso de industrialización en Corea del Sur, contrasta con la importancia que se le otorgó en ALC, lo que explica las carencias existentes todavía en ALC.

Corea del Sur se ha convertido en las últimas dos décadas en un importante socio comercial de varios países de América Latina y ha suscrito un TLC con Chile, Perú y Colombia.

El 21 de septiembre de 2015 en Seúl, Corea del Sur y Centroamérica iniciaron la primera ronda de conversaciones para la firma de un tratado de libre comercio (TLC). El próximo mes de mayo, Honduras será sede de la IV Ronda de Negociaciones.

Los intercambios comerciales entre Corea del Sur y Centroamérica han crecido a un ritmo promedio del 16% anual en los últimos 20 años. Las experiencias de Centroamérica también han crecido, pero 20 años en la línea de salida hacia el desarrollo marcan una diferencia más allá del océano Pacífico.

*Máster en Relaciones Internacionales y en Estudios Asiáticos

Graco Pérez