nombre

¿Revés? ¿Por qué? ¿Qué infortunio puede envolver la honra en el cumplimiento del deber, la determinación por contribuir al lustre del nombre patrio y el procurar la esperanza de una realidad distinta? Eso de cargar como portaestandarte el emblema nacional no es para cualquiera, aunque cualquiera, recóndito en la anonimidad cobarde y exasperado en lo retorcido de su pequeñez, pretenda descalificar el esfuerzo insigne y reducir el ánimo de quien procura dar lo mejor de sí y alzar aquel con dignidad.

Deben existir otras sociedades en las cuales las carencias materiales y espirituales impidan el desarrollo de sus ciudadanos. Pero el mal de muchos, que por algo dicen es consuelo de tontos, no es lenitivo para quienes, visionarios y comprometidos, de espaldas a la insidia, hacen caso omiso de la maledicencia. Inquieta enterarse de mentiras sobre uno, el ser colocado en situaciones nunca vistas y en errores inexistentes. Pero resulta efectivo en el entrenamiento fortalecedor indispensable en la vida. Si tan solo pudieran evitarse pesares. Los tatas son los que sienten más intensamente: más alegría por la alegría y más tristeza por la tristeza de los hijos. Pero la semilla sembrada en tierra fértil, germina.

La basura hecha abono, como los temporales, la nutrirán y la regarán haciéndola crecer y dar frutos. Es el proceso natural de la existencia. Indetenible y desafiante ante la mediocridad. A Honduras se le arrebató la presidencia de la asamblea de la ONU. Hubiera sido bonito ver brillar ese nombre amado en el concierto de las naciones. No fue una compatriota su titular, como correspondía.

Publicidad

La que enalteciera desde el alto sitial a la mujer hondureña. Pero hemos tenido la satisfacción de comprobar la capacidad y la responsabilidad de nuestra representante ante la ONU. No hay por qué afligirse, aquello no ha sido ninguna derrota. Tan solo una experiencia para crecer y mostrar que Honduras es más que peregrinaciones de pobres migrantes o capos extraditados a “la USA”.

Luz Ernestina Mejía
Abogada

Lea también Mejor