Prometedora inmunoterapia ayuda a adultos con leucemia
Imagen Cortesía

Un tratamiento para el cáncer que altera genéticamente células inmunes ha sido exitoso en 71 por ciento de los pacientes adultos que padecen la forma más común de leucemia y para quienes habían fallado otros tratamientos, afirmaron investigadores estadounidenses el lunes.

El último estudio involucró a 24 adultos con edades comprendidas entre 40 y 73 años que padecían leucemia linfática crónica (CLL) que no había respondido a diferentes tratamientos y de quienes no se esperaba que vivieran por mucho tiempo.

Entre los tratamientos que habían fallado estaba el ibrutinib, un medicamento cancerígeno aprobado en 2014 para la CLL por la Agencia estadounidense de medicamentos (FDA) y que no había logrado parar el progreso de la enfermedad. Con terapias estándar, la expectativa de vida de estos pacientes es corta.

Publicidad

“No se sabía si alguna forma de inmunoterapia utilizando las células inmunes del paciente podría ayudar a su tratamiento”, explica el doctor Cameron Turtle, del centro de investigación del cáncer Fred Hutchinson en Seattle, Washington, y principal autor del estudio.

“Los resultados de nuestras pruebas clínicas con este tipo de inmunoterapia son muy prometedoras para personas con leucemia linfática crónica que no han respondido al ibrutinib”, agrega.

Leucemia: Tratamiento

Este tratamiento incluye la remoción de células inmunes -llamadas linfocitos T- del paciente para modificarlas de modo que puedan reconocer un objetivo en la superficie de células leucémicas.

Estos linfocitos T modificados son entonces inyectados en la sangre del paciente y allí se multiplican, ubican y destruyen a las células cancerígenas.

17 de 24 pacientes (71%) vieron cómo su cáncer entró en remisión o desapareció luego de haber sido sometidos a este tratamiento.

Análisis en la médula ósea de doce de estos pacientes cuatro semanas después de haber recibido la inyección de linfocitos T modificados, demostró que en siete de ellos no quedaba evidencia de células cancerígenas. Y seis meses después el cáncer no había reaparecido en ninguno de ellos.

El 83% de ellos, sin embargo, experimentó efectos secundarios como inflamaciones con diversos grados de severidad. Dos pacientes debieron ser ingresados en terapia intensiva. Uno de ellos murió.

Existen alrededor de 20.000 nuevos casos de CLL cada año en Estados Unidos y 4.600 muertes asociadas a esta enfermedad, de acuerdo a la Sociedad de Cáncer de Estados Unidos.

ksh/jm/jbg/cd