Lo que esperamos de la nueva campaña electoral

En la medida que se acerca la campaña electoral y el ambiente político se
calienta, muchos jóvenes que por primera vez acudirán a las urnas están
preguntando ¿este político es corrupto? ¿Fulano de tal que va en el partido X es
narcotraficante?
Estos cuestionamientos llevan a pensar que los candidatos que quieran salir
favorecidos con estos votos no solo tendrán que hacer promesas, sino que deberán tener un perfil que muestre que no le han hecho daño a la sociedad.
Ahora veo que los nuevos electores pueden llegar a establecer una diferencia en
esta contienda del 26 de noviembre próximo.

La juventud actualmente busca políticos que ofrezcan alternativa, recordemos
que en el proceso electoral de noviembre de 2013 hubo un candidato que fundó
un partido y le puso el nombre de un tema de lucha y concitó a una gran cantidad
de jóvenes a participar en elecciones cuando estos ya no iban.
Esta vez, los hondureños esperamos una campaña de altura. Para captar votos se
puede utilizar un vocablo respetuoso, pero fuerte a la vez. El respeto a los demás
es algo que debemos tener como cultura, debe estar en todos los aspectos de la
vida nacional.
Los hondureños debemos identificarnos en el mundo como ciudadanos
respetuosos que queremos un cambio, pero lo exigimos con razones
fundamentadas.
Confiamos en que esta vez los aspirantes a cargos de elección nos hablarán de los
temas que la ciudadanía espera que resuelvan, no aguardamos un menú que no
sea parte de nuestra realidad nacional, no queremos copias de otras ofertas
políticas que hay en el área centroamericana o latinoamericana que han
fracasado.
Los hondureños anhelamos propuestas de proyectos transformadores,
renovadores, serios, responsables, que promuevan la participación en las urnas.
Por eso dentro del marco del respeto, esta vez los políticos tienen que redoblar su
esfuerzo para ganar votos; ya no bastará envolver pueblos y ciudades con afiches
conteniendo fotografías de candidatos rejuvenecidos con el Photoshop; además,
esta campaña estará bajo las reglas de la “ley de política limpia”.

Por: Juan Ferrera

Publicidad