Nasralla

Radio América. El ex presidenciable de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, manifestó este sábado que la Ley de Ciberseguridad “es una cortina de humo”, para “distraer sobre un impostor llamado Juan Orlando Hernández que está en una silla que no le corresponde de acuerdo a la voluntad popular”.

Nasralla dijo además que con ese proyecto de Ley se ha logrado menos afluencia de personas en las manifestaciones de la Alianza, porque es un tema que causa preocupación ya que la gran diversión de la gente son las redes sociales.

Respecto al diálogo convocado por el Gobierno y para lo que ha pedido la ayuda de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nasralla dice “que la ONU no creo que se vaya a quererse ensuciar sobre un asunto que prácticamente no tiene solución”.

Publicidad

Indicó que su expectativa respecto al trabajo de la OEA (Organización de Estados Americanos) y la ONU, eran grande, pero ambas “son de guante blanco que no se ensucian y no quieren resolver el problema”, en Honduras.

Agregó que como Alianza de Oposición no se sienten solos, porque la mayoría de las personas que votaron están acompañándoles y reclamando que se haga justicia en el país.

En ese sentido dijo que sería la ONU que dejará sola a Honduras, por lo que “solo el pueblo salvará al pueblo hondureño”.

¿Condiciones?

Nasralla indicó que el problema en Honduras es que el presidente Juan Orlando Hernández “se encuentra usurpando una posición que no le corresponde en el poder, él tiene que salir, si se sale del poder el país empieza nuevamente a trabajar y la inversión llega”.

Aseguró que la salida del mandatario no es una condición de él para aceptar el diálogo, sino “condiciones del pueblo al que represento”.

“No es que estamos poniendo condiciones, queremos que sepan cuál es el problema en Honduras, porqué la gente reclama en las calles, si Juan Hernández respeta el voto popular que dijo que Nasralla iba a ser presidente, el problema se resuelve”, expresó.

Ante el llamado del Gobierno a un diálogo sin condiciones, Nasralla dice que el punto clave para sentarse a hablar es el tema electoral.